Enladrillado

Enladrillado

martes, 21 de septiembre de 2010

El Jabalí europeo

El Jabalí europeo : una amenaza  a nuestra biodiversidad


En el centro de información Ambiental del Parque Nacional Radal Siete Tazas, se efectuó la primera reunión para la búsqueda de Estrategias de Monitoreo, Control y Erradicación del Jabalí silvestre, con la participación de profesionales del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (CONAF), representantes de Asprocer y la especial participación del Dr. Oscar Skewes Ramm, Profesor asociado de la Universidad de Concepción, Médico Veterinario de larga trayectoria en el manejo de fauna silvestre y con particular conocimiento y amplia investigación en la problemática del Jabalí europeo por casi 20 años.



Un poco de historia:

El Jabalí europeo es una especie introducida, la cual fue detectada al interior del Parque en Mayo del presente año, situación muy preocupante por cuanto ya existen evidencias de su gran poder de alteración en la biología y diversidad de los ecosistemas naturales. Antecedentes de esto, datan desde el año 1938, cuando mediante una importación desde Alemania, se introdujeron ejemplares con el objeto de formar cotos de caza. Posteriormente, se tienen antecedentes en el año 1948, en donde algunos ejemplares fueron liberados en la localidad de Puesco, Novena Región. Entre los años 1956 – 1958, se observan ejemplares en condiciones naturales en la Región de Los Lagos y en los años 1966 – 1970, en las regiones de Aysén y Bío. Bío y una presencia más reciente, en los años 1976 – 1982 en los Parques Nacionales Vicente Pérez Rosales y Puyehue; por ésto podemos decir que la presencia de Jabalí europeo en el país ha sido por décadas, avanzando paso a paso hacia nuevas tierras.

En Octubre del año 2009, se tienen antecedentes sobre una liberación de Jabalíes, desde un predio vecino al Parque Nacional Radal – Siete tazas, situación que constituye una grave amenaza para los ecosistemas del parque; detectándose evidencia cierta de su presencia en Mayo del 2010, durante un patrullaje efectuado por los guardaparques de la unidad.

Las evidencias:

Las primeras evidencias de Jabalí europeo en el Parque, se detectan por el hallazgo de hozaduras y huellas en sectores con presencia de Nalcas, cuyo rizoma constituye una importante fuente de alimento. También se han detectado heces de Zorros con aparentes restos de jabalí y heces y huellas del animal mismo.

Estas evidencias han sido cada vez más frecuentes, motivando una amplia estrategia para un futuro control consistente en patrullajes intensivos para la búsqueda de nuevos signos, un estrecho contacto con la población aledaña en busca de información y la utilización de trampas con atractores olfativos para finalmente lograr una solución y evitar los problemas que esta especie invasora provoca en los ecosistemas.

Se estima que la presencia de Jabalí en el Parque es claramente una situación más bien local, ya que si correspondiera a un avance desde el Sur, su presencia habría sido detectada en otros sectores del propio parque como de la zona cerca de éste.

Los daños potenciales:

El Jabalí, implica un serio de problema tanto desde el punto de vista ecológico, económico y sanitario. Del punto de vista ecológico y pérdida de biodiversidad, al hozar con su trompa bajo la hojarasca para obtener alimentación proveniente de semillas y larvas que habitualmente se desarrollan bajo ésta. Desde el punto de vista económico, es fuente propagadora de enfermedades, particularmente para la actividad porcina, al compartir las mismas enfermedades, lo que afecta las exportaciones de este rubro. Y desde el punto de vista sanitario es un peligro potencial hacia las personas mediante la transmisión de enfermedades como la triquinosis, debido al consumo de ejemplares de esta especie, y de lo cual ya hay evidencias en el Sur del país.

Acciones a seguir:

Por todos estas razones es preocupante la presencia de Jabalí, lo que ha motivado a una serie de acciones conjuntas entre diversos actores, acciones que no pueden estar ajenas a la actividad del Parque Nacional Radal Siete Tazas, existiendo algunos acuerdos entre la Universidad de Concepción, la Agrupación de Productores de cerdos y el SAG entre otros, con el objeto de enfrentar el problema en un plazo breve. En este contexto y ante la evidencia de Jabalí en el parque, es que CONAF convocó a esta primera reunión, con la participación de los diversos actores afectados con el problema para esbozar algunas actividades futuras.

De esta primera reunión surgieron algunos acuerdos, tales como la necesidad de aunar la información existente, socializar el problema, elaborar un plan de acción para la caza de los ejemplares al interior del parque y, un fuerte control y aplicación de la legislación existente respecto de los criaderos por parte de los organismos competentes. Acuerdos que tienen como objetivo final preservar la sanidad porcina y por ende de la población, lo que finalmente tiene fuertes implicancias económicas; como también proteger la biodiversidad, con fuertes implicancias ecológicas.

Elaboró: Cecilia Colina Jaramillo.
Enc. Areas Silvestres Protegidas Curicó

Agosto 2010.-

 
Ver más en:






No hay comentarios:

Publicar un comentario